Empezando con la Raspberry Pi

Seguro que adivináis, nada más leer el título del artículo (que querría haber subido hace tiempo, por cierto) que tengo varias Raspberry Pi, ese pequeño ordenador de arquitectura ARM, del tamaño de una tarjeta de crédito, que creó Eben Upton, miembro y fundador de la Raspberry Pi foundation y se lanzó al mercado allá por 2012.

Su objetivo principal era inculcar el amor por la informática y la programación a toda una nueva generación de niños y adolescentes británicos, aunque al final, digámoslo, lo que hizo fue expandir de manera masiva la comunidad maker, pues por unos 30GBP (35€ en la época), teníamos una máquina muchísimo más potente y polivalente que un Arduino conectado a un ordenador.

Si habéis llegado hasta aquí, deduzco que lo que más os interesa es comenzar a usar este cacharrito, aunque es probable que no sepáis ni siquiera por qué la pantalla de la tele sigue en negro cuando la conectáis por HDMI.

Este trastito no para de dar alegrías a la comunidad…

Pues no os perdáis la serie de tutoriales que voy a lanzar (si trabajo y estudios me lo permiten, no puedo prometer fechas), ya que os enseñaré a elegir la más adecuada para vosotros, a instalar un sistema operativo, y a dar los primeros pasos en la configuración de esta máquina.

Además, os daré varias ideas de cómo usarla, por si os lo habéis comprado y no tenéis bien claro qué podéis hacer con ella. ¡Os espero!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.