Raspberry Pi: clonar la tarjeta SD para no perder nada.

Cuando tienes un sistema operativo instalado desde hace bastante tiempo, es posible que hayas instalado tantos servidores y programas que tengas que ampliar el disco duro de tu ordenador si no quieres borrar nada.

En el caso de la Raspberry Pi, al no tener disco duro sino estar todo instalado en la tarjeta SD, tenemos que cambiarla por una nueva. Y es que es muy fácil haber empezado allá por 2013 con una de 2gb (cantidad respetable para su momento, pero muy corta para hoy).

¿No quieres perder todas tus configuraciones de estos años? sin problema, siempre puedes hacer un clonado de la tarjeta SD, y te servirá para tener una imagen de backup por si se corrompe la tarjeta o algo falla.

Si tienes Linux o MacOs puedes usar el comando DD, sin instalar nada. En Windows, podemos usar el software gratuito y libre Win32 Disk imager, tanto para crear la ISO como para grabarla en la nueva SD. También copia el esquema de particiones, así que no hay nada por lo que preocuparse.

Interfaz principal del programa

En primer lugar, vemos “Image File”, en el primer caso, el de copiar la imagen de una tarjeta o partición para guardarla, debemos buscar la ubicación donde se guardará la .iso, y el nombre que tendrá. Cuando queramos copiar la iso, lo que haremos será buscar la ruta de la .img.

En segundo lugar, en “Device” seleccionaremos la letra de la unidad que queremos clonar, debemos tener cuidado. Será la tarjeta SD antigua.

Por último, debemos pulsar en Read para crear la imagen, y posteriormente, cuando la queramos pasar a la nueva SD (vacía), pulsaremos en Write. Ahora, insertamos la SD en la Pi, y reconfiguramos:

Vamos a la consola a reconfigurar cosillas

Lo que queremos es expandir el espacio para usar todo el espacio de la nueva tarjeta SD. En mi caso, pasé de 2GB a 8GB porque me quedé sin espacio:

Vamos a opciones avanzadas
Expandimos el sistema de archivos
Todo ha salido correctamente. Si os sale error intentadlo de nuevo.

Por último, aceptamos reiniciar para que los cambios se apliquen. Toda la configuración adicional que tuviéramos sigue ahí, como configuramos en anteriores tutoriales, no se ha perdido nada.

Reiniciamos, pero antes nos saldrá la info de las nuevas particiones:

Tenemos que comprobar antes de reiniciar que la nueva partición corresponde al tamaño de nuestra tarjeta (es aproximado, el sistema de ficheros siempre ocupa tamaño, lo que hace que veamos menos tamaño del que a priori pensemos que debería haber).

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.